Avance de los cultivos de renta en San Pedro marcan la salida de la pobreza de las familias

Productores de menos de 20 hectáreas del departamento de San Pedro destacaron que el progreso en la zona se está dando de forma paulatina por la desmitificación del cultivo de la soja y que muchas familias se dieron cuenta que con poco terreno también se puede tener rentabilidad, sin embargo, la falta de información de sus vecinos al oponerse al cultivo retrasa el potencial de crecimiento y la salida de la pobreza de miles de familias.

Según el informe de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censo (DEGEC) en 1997 el 57% de la población de San Pedro estaba en la línea de la pobreza, mientras que en el informe realizado en el 2019 esa brecha pasó al 36% de la población. En cuanto a pobreza monetaria, el informe de la DEGEC indica que ha 160.183 habitantes de San Pedro tienen ingresos inferiores al costo de la Canasta Básica de Consumo.

En el departamento de San Pedro se va aumentando la superficie de siembra de cultivos como soja y maíz que son los rubros de rentas de las familias que buscan salir de la pobreza mediante el desarrollo agrícola. En 2019 la superficie de siembra de soja alcanzó las 27.313 hectáreas, mientras que en el arranque del 2020 la superficie alcanzó las 32.707 hectáreas; en cuanto a maíz la superficie de siembra alcanzó las 90.879 hectáreas y en el 2020 la superficie de siembra arrancó con 42.903 hectáreas.

Uno de los ejemplos de progreso es el cooperador del Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO), Alejandro Colmán que tras años de ser uno de los que acompañaba a las marchas campesinas y ser manipulado por los líderes de las organizaciones sociales decidió sacarle de la pobreza a su familia y empezó a producir en sus pocas hectáreas de terreno y tras ser asistido por el INBIO en el marco del Programa de Agricultura Sustentable con Biotecnología empezó a producir rubros de renta como soja y maíz obteniendo muy buenos resultados en su parcela.

En la actualidad, Colmán sembró SOJAPAR R24 y está convencido de que sólo con trabajo se puede salir de la pobreza, “no se puede seguir pidiendo que sea el Gobierno el salvador de nuestras familias”, dijo tras el acto que se realizó en la víspera cerca de su parcela, ubicada en Yvype, distrito de Lima en donde participó el ministro de Agricultura y Ganadería, Moisés Santiago Bertoni, junto a autoridades nacionales, departamentales y locales.

El ministro y autoridades visitaron la parcela de soja de Colmán y pudieron observar cómo al lado de la soja y maíz el productor Colmán tiene sembrado cultivos de autoconsumo, cerrando el ciclo de alimentación y renta. El uso adecuado del suelo, incorporando semillas de calidad y todo el paquete tecnológico, puede ayudar a las pequeñas fincas no solo a sostenerse, sino a crecer y a apuntar a mejorar la condición de vida de sus miembros.

Mediante el Programa de Agricultura Sustentable de INBIO, los cooperadores pueden conocer sobre el manejo del suelo previo al cultivo con la siembra de abonos verdes, mantener la cobertura en la parcela y aplicar el sistema de siembra directa y a través de los cooperadores se difunde la tecnología y el conocimiento a otros productores de la zona. Existe un efecto multiplicador de conocimiento en el programa de INBIO, para seguir transmitiendo las buenas prácticas agrícolas.


Sobre INBIO

El Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO) es una asociación civil sin fines de lucro, que tiene el propósito de promover un adecuado acceso al país de los productos derivados de la biotecnología agropecuaria y la incorporación ordenada de los mismos a la producción nacional, así como promoción y desarrollo de la investigación de biotecnología nacional.

Contacto de Prensa
Jorge Cohler
Comunicación INBIO
(+595) 981 239 962
Avda. Brasilia 939 c/ Ciancio – Asunción



Compartí esta noticia