Cumplimos 15 años, alcanzando los objetivos propuestos

Cumplimos 15 años de vida institucional, con el compromiso fortalecido de seguir impulsando el adecuado acceso a la biotecnología en Paraguay. El 6 de mayo del año 2006 quedó constituida la Asociación civil sin fines de lucro denominada Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO), para ser el canal de acceso de la biotecnología agrícola y su adecuada utilización, resultado del acuerdo de los gremios que lo integran, de modo a fortalecer la agricultura paraguaya.

Nuestra historia de trabajo se centró en la investigación agrícola como uno de los pilares institucional, en ese proceso hemos aportado a más de 40 proyectos de investigación agrícolas, además de capacitar a jóvenes del sector a nivel de post grados, con el otorgamiento de aproximadamente 50 becas, a fin de potencializar el desarrollo agrícola.

Producto de los proyectos de investigación y los acuerdos con instituciones del sector público y privado, actualmente somos impulsores de programas de mejoramiento de soja  y trigo; cuyas variedades ya están siendo utilizadas en la agricultura nacional. El resultado auspicioso de nuestro programa de mejoramiento de soja nos permite trascender fronteras y estar presentes con nuestras variedades SOJAPAR en Bolivia y Brasil.

Además las alianzas con empresas e instituciones de países de la región, con quienes intercambiamos tecnología y conocimiento, nos permite seguir desarrollando el sector agrícola en Paraguay, mediante la introducción de germoplasmas para seguir avanzando hacia el fortalecimiento de nuestro programa de soja.

Mediante nuestro Programa de Agricultura Sustentable con Biotecnología, nos propusimos  introducir en la agricultura familiar tecnología y conocimiento, a fin de mostrar el camino al desarrollo sustentable.

Tenemos trazado el objetivo y seguiremos trabajando para seguir impulsando la investigación agrícola, el desarrollo sustentable, la utilización adecuada de productos de la biotecnología, a fin de generar una sociedad involucrada con la producción de alimentos y por otra parte comunicar todos estos resultados de modo a que la sociedad esté mejor informada y valorice las labores agrícolas.

Como INBIO no podemos dejar de recordar que fue la soja la que impulsó las negociaciones de los gremios hace 15 años atrás, que finalizó con nuestra creación. En ese sentido, como parte de nuestro aniversario también queremos homenajear  a un hombre visionario, el profesor doctor Pedro Nicolás Ciancio Sarubbi, quien hace 100 años introdujo la soja al Paraguay y realizó una gran cruzada a fin de incentivar su consumo y producción en campos de la agricultura familiar en post de mejorar la nutrición de las familias. Atendiendo a esto, hemos gestionado ante las autoridades pertinentes el reconocimiento a este cultivo, igualmente el descubrimiento de un monolito en la calle que lleva su nombre.

«No es pobre un país que como el nuestro puede poseer en forma relativamente abundante  y barata las dos fuentes más ricas de proteínas que se conocen en el mundo: la carne y la soja»

Profesor Dr. Pedro Nicolás Ciancio Sarubbi, Universidad Nacional de Asunción; 6 de marzo de 1942.

Sobre INBIO

El Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO) es una asociación civil sin fines de lucro, que tiene el propósito de promover un adecuado acceso al país de los productos derivados de la biotecnología agropecuaria y la incorporación ordenada de los mismos a la producción nacional, así como promoción y desarrollo de la investigación de biotecnología nacional. Siete gremios forman parte de la institución: CAP, APS, APROSEMP, FECOPROD, CAPECO, PARPOV y UNICOOP.

Contacto de Prensa
Jorge Cohler
Comunicación INBIO
(+595) 981 239 962
Avda. Brasilia 939 c/ Ciancio – Asunción


Compartí esta noticia