La investigación una clave en el impulso del Agro

La investigación agrícola en Paraguay va teniendo un paulatino avance, en donde el protagonismo de los investigadores paraguayos viene en ascenso a pesar de que nuestro país es uno de los que menos invierte en el rubro. Según una publicación del CONACYT, el Paraguay invierte alrededor de 0,10% en investigación en relación con su Producto Interno Bruto (PIB), no obstante, en el mismo artículo señalan que esta inversión ha venido creciendo en los últimos años.

En el rubro del Agronegocio se viene implementando en distintos ámbitos avances con el objetivo principal de seguir aumentando la producción en la misma área y la sustentabilidad en el proceso productivo. En una publicación reciente el CONACYT, asegura que la adopción de la soja transgénica en el Paraguay ha sido un proceso clave en la producción, ya que ha contribuido al crecimiento económico del país.

De acuerdo con el documento sobre Política Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017 – 2030, las universidades y centros de investigación y tecnología cuentan con capacidades limitadas para generar y transferir conocimientos orientados a resolver problemas del sector productivo generador de Producto Interno Bruto (PIB).

El coordinador del Programa de Mejoramiento de Soja del Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO), agrónomo Anibal Morel manifestó que en la década del 80”, en los programas de mejoramiento de cultivos en soja en Paraguay se desarrollaba tecnología en base a las enfermedades que ingresaban al país, con una visión muy local, sin embargo, actualmente los programas de mejoramiento tienen una visión más holística ya conectados a lo que sucede en la región y el mundo.

En cuanto a la situación macro de la investigación en Paraguay, el agrónomo Aníbal Morel indicó que, si bien la investigación agrícola está avanzada, hay mucho por hacer no solo en soja, sino en otros cultivos que son importantes para el país. La agricultura sufre los efectos de diferentes factores que generan problemas, sean bióticos o abióticos cuya importancia va a depender del daño que genere en el cultivo en cuestión.

Referente al Programa de Mejoramiento de Soja del INBIO, el agrónomo Morel detalló que se está trabajando en el apilonamiento de genes para la resistencia a Roya de la soja en cooperación con el Centro Internacional de Investigación para las Ciencias Agrícolas (JIRCAS). Por otra parte, dijo que desde el programa se busca obtener variedades con tolerancia al estrés hídrico, transfiriendo el evento HB4, dentro del convenio que tiene el INBIO con Verdeca LLC, empresa conjunta entre Arcadia Biosciences Inc y Bioceres Inc dueñas del evento HB4 con tolerancia a la sequía.

Morel, detalló que el INBIO se encuentra buscando, entre otros materiales con resistencia o tolerancia a nematodos y otras enfermedades importantes en el cultivo de la soja con el objetivo de ayudarle al productor a reducir costo de producción y asegurar una mejor productividad, para ello ha introducido germoplasmas de diferentes orígenes.


Sobre INBIO

El Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO) es una asociación civil sin fines de lucro, que tiene el propósito de promover un adecuado acceso al país de los productos derivados de la biotecnología agropecuaria y la incorporación ordenada de los mismos a la producción nacional, así como promoción y desarrollo de la investigación de biotecnología nacional.

Contacto de Prensa
Jorge Cohler
Comunicación INBIO
(+595) 981 239 962
Avda. Brasilia 939 c/ Ciancio – Asunción



Compartí esta noticia