Por qué elegir Sojapar

Productores cuentan su experiencia con las variedades nacionales

Las variedades Sojapar se posicionan cada vez más en la preferencia de los productores, esto es por su alto rendimiento y su característica principal que lo hace resistente a una de las enfermedades que afecta este cultivo, la roya. Productores de diferentes zonas del país comparten sus experiencias con las variedades que desde el año pasado comenzó a cautivar también el mercado boliviano.

Eno Michels, productor y actual presidente de la Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales del Paraguay (APS) sembró dos variedades Sojapar en la zafra anterior y obtuvo muy buenos rendimientos, «un promedio aproximado de 4.000 kilos por hectárea» según comentó. Para esta campaña nuevamente tiene previsto sembrar más variedades de Sojapar.

Ante la consulta hecha del porqué opta por Sojapar, dijo que la ventaja principal es su gen de resistencia a la roya que le permite disminuir las aplicaciones de fungicidas. «El año pasado hice una sola aplicación de fungicidas contra la roya y otra contra otras enfermedades», dijo Michels, quien tiene sus parcelas en Nueva Esperanza, departamento de Canindeyú.

Un aspecto que destacó es la importancia de declarar y pagar por las semillas que el productor decida reservar de su producción de Sojapar para la siguiente zafra, porque esto permite que continúen los trabajos de investigación para la generación de nuevas variedades de soja.

Ventajas de poseer el gen de resistencia a la roya

En la zona de Obligado, Itapúa, el productor Fabio Lang admitió que es fanático de Sojapar y la siembra desde el año en que se lanzó la primera variedad de Sojapar. «Desde que salieron las variedades de Sojapar la sembramos y con muy buenos resultados. Empezamos con Sojapar R19 y en la última campaña sembramos también Sojapar R34 y me dieron muy buenos resultados, realmente estoy muy satisfecho, para esta campaña tengo previsto sembrar más variedades de Sojapar», afirmó.

«La ventaja que veo principalmente, además de su buen rendimiento es su resistencia a la roya, el problema que más preocupa al productor a la hora de sembrar soja. A mí particularmente me ayuda porque hago menos aplicaciones de fungicidas, a veces hasta dos nada más en diferentes tiempos. Es una opción muy favorable para el productor, además de ser nacional», agregó.

Juan Nicolás Vera reside junto a su familia en la colonia Bella Vista, distrito de Yhú, departamento de Caaguazú, sembró Sojapar R19 el año pasado por primera vez, en un área de 80 has y obtuvo un rendimiento de 4.250 kilos por hectárea. Este productor sembraba otras variedades de soja en años anteriores y obtenía rendimientos que promediaban entre los 2.000 a 2.500 k/ha. En febrero del presente año don Vera decidió guardar semilla de lo que cosechó y realizó su declaración y aporte correspondiente. Para la siguiente zafra destinará más superficie para la siembra de Sojapar.

Juan Nicolás Vera firma declaración por reserva para uso propio

Theresita Vera, hija de don Nicolás, comentó de que a la hora de confirmar la elección que su padre hizo sobre que variedad sembrar este año, hicieron los cálculos. «Haciendo los números hemos ahorrado unos cuantos dólares por hectáreas por las pocas aplicaciones que hicimos contra la roya, en realidad una sola vez fumigamos y fue preventivo, sin contar que la calidad del grano es muy buena», dijo.

«Con un solo cambio que hicimos que fue adquirir semillas certificadas de calidad mejoramos nuestra producción aumentando casi el doble el rendimiento. La idea es esa, ir mejorando ya que no se puede aumentar las parcelas, trabajamos en mejorar el suelo para producir más», destacó Theresita.



Compartí esta noticia