Una historia que se escribe desde hace miles de años

¿Desde cuándo existe la biotecnología?

Los orígenes de la biotecnología datan de miles de años, según dicen varios expertos y sitios especializados, haciendo referencia a muestras innegables como, por ejemplo, en el año 6.000 antes de Cristo, habitantes de una región histórica del oriente medio, que formaba la parte sur de la antigua Mesopotamia, elaboraban cerveza; los egipcios fabricaban pan a partir del trigo hace 4.000 años antes de Cristo, así como también la elaboración del vino era una de las prácticas milenarias.

Durante miles de años, mujeres y hombres de todas las poblaciones del mundo utilizaban técnicas que les permitían obtener productos, sin saber los detalles de esos procesos; mucho menos conocían la existencia de microorganismos. La palabra biotecnología no formaba parte de su vocabulario.

«La Biotecnología es toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos o sus derivados, para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos», según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En la segunda mitad del siglo XIX, las investigaciones realizadas por Luis Pasteur permitieron demostrar que los procesos de fermentación son consecuencia de la actividad microbiana. Luego comenzaron a utilizar microrganismos seleccionados, tales como bacterias y protozoarios, algas y hongos, y recién allí se consideró a las fermentaciones tradicionales como biotecnología tradicional.

Ingeniería de genes: Biotecnología moderna

La mayoría de los desarrollos que se llevaron a cabo en los años 1800 derivaron en otros sucesos, que ayudaron a descifrar el núcleo principal de la biotecnología: la transferencia de información genética. Gregor Mendel* desarrolló en ese entonces las leyes de la herencia; sin duda alguna, fue un gran avance para la genética en general y la comprensión de la transferencia de información genética de una generación a otra.

En 1953 James Watson y Francis Crick caracterizaron la estructura del ácido desoxirribonucleico (ADN), molécula que contiene toda la información en código capaz de producir un ser vivo. Veinte años después, en 1973, Stanley Cohen y Herbert Boyer inventaron la técnica del ADN recombinante, la cual permite intercambiar pedazos de ADN entre distintos organismos. Estos descubrimientos dan vida a la ingeniería genética y, como consecuencia, aparece un gran optimismo alrededor de la biotecnología.

En 1982 la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprueba el primer producto de la biotecnología moderna en aparecer en el mercado, el Humulin, nombre comercial de la insulina humana, o recombinante.

Las aplicaciones más recientes en biotecnología permiten la modificación genética de una manera más rápida y económica que antes. Ante esto, se han realizado diversos avances en la medicina, en la agricultura, y en la ciencia en general. A pesar de ello, aún existen muchas interrogantes, y la historia de la biotecnología aún no culmina.

En Paraguay, el Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO), es un organismo privado que nace con el propósito de promover un adecuado acceso a los productos derivados de la biotecnología agropecuaria y la incorporación ordenada de los mismos a la producción nacional, así como la promoción y el desarrollo de la investigación de biotecnología nacional.

* Gregor Johann Mendel fue un monje y botánico austriaco.

Fuentes:

  • Instituto de Biotecnología, Universidad de Granada, España.
  • Orígenes y bases de la revolución biotecnológica, María Dolores Ochando González Profesora de Genética Universidad Complutense de Madrid.
  • www.sciencehistory.org
  • www.inbio.org.py


Compartí esta noticia